5-B Escondiendo Mensajes

La criptografía es el arte o técnica de transmitir mensajes ocultos, pero que el receptor puede decrifrar mediante algún código o procedimiento que sólo conocen él/ella y el emisor.

Este juego intenta usar la Tabla Periódica y la correspondencia uno a uno entre símbolos y números atómicos para encriptar mensajes de texto y números (por ejemplo de teléfono). Esto puede usarse como mecánica de juego, pero también puede ser útil para procedimientos mnemotécnicos para recordar palabras inusuales o números de teléfono.

5-b-cripto

 

Encriptación de números de teléfono

El procedimiento es simple: reemplazar cada dígito del número por el elemento que tenga ese número atómico. ¡Ojo! Si el dígito fuera cero, se usaría el Ne (10). Con este procedimiento un número de teléfono con el 356 872 456 podría ser representado como LIBCONHEBEBO.

Dicho esto, es más ofuscado (y complicado) separar los dígitos de dos en dos. Entonces, se trata de reemplazar cada par de dígitos por el símbolo atómico correspondiente. En el caso de que sean “00”, se usa el elemento número 100. Y si la cuantidad de dígitos es impar, el primer dígito se consideraría de forma aislada.

El teléfono 972 41 83 56 sería, con este segundo procedimiento, F.Hf.Nb.Bi.Ba o también de otra forma FHFNBBIBA. En este caso, en comparación con el caso anterior donde cada dígito se traslada a símbolo atómico, es más complicado hacer una frase sencilla de recordar, pero quizá se podría transformar de alguna manera ingeniosa en una frase complicada. Eso, evidentemente, ya sería otro juego y lo dejaremos para otra ocasión.

Por lo tanto es más sencillo, para tener menos ambigüedades, el primer procedimiento. Además, hay bastantes vocales:  He, Li, Be, O, Ne, cosa que hace más pronunciables y recordables las “palabras” generadas… ¿No es bastante fácil de recordar “Lib con He bebo”? Por supuesto, depende de la fluidez de cada lengua. Utilizar diferentes idiomas pude servir para practicar, claro.

 

Encriptación y desencriptación de textos (letras, números y símbolos de puntuación)

Aquí también hay varias posibilidades. Si sólo se considera el texto, se puede reemplazar cada letra del alfabeto por el elemento correspondiente a su posición: A para el hidrógeno, B para el helio… Z, para el elemento 26 (Fe). Esto no permite poner espacios ni signos de puntuación, aunque, si se trata de jugar, los espacios y signos se pueden dejar. Por ejemplo, Girona sería “NFArPSiH” porque

  • G: letra 7 -> símbolo N
  • I: letra 9 -> símbolo F
  • R: letra 18 -> símbolo Ar
  • O: letra 15 -> símbolo P
  • N: letra 14 -> símbolo Si
  • A: letra 1 -> símbolo H

El texto se puede ofuscar todavía más recorriendo a aspectos informáticos de los caracteres: si cada carácter se pasa a código ASCII (A=65, B=66, etc… espacio=32), donde cada carácter (también los signos de puntuación) tienen un código determinado. Esto permite proponer un pequeño programa para encriptar mensajes, mejor que no hacerlo mentalmente.

Un pequeño problema.

Puede suceder que haya una ambigüedad si el texto encriptado es todo en mayúsculas… Por ejemplo, el texto encriptado “SES” puede ser Se.S o S.Es. Esto se puede dejar expresamente para dificultar el descifrado, o bien se puede romper la ambigüedad y poner el texto encriptado en mayúsculas y minúsculas.

Una pequeña complicación del juego

Se trata del procedimiento inverso al anterior: encontrar textos o palabras que contengan una concatenación de símbolos, más que nada para usarlo de recordatorio mnemotécnico. Una derivación más es en la que sea posible obtener un número de teléfono (o un número) a partir de unos símbolos que, a su vez, parten de un texto.

Un ejemplo interesante con la Tabla Periódica se ha utilizado en un artículo que se encuentra en Academia.Edu, donde también se transforman textos en números (aunque claro… Faltan combinaciones de letras, aunque se usen símbolos invertidos). También se usa en la web dcode.fr, que trata de criptografía, donde hay una utilidad para encriptar y desencriptar.

Para introducirse más en la criptografía clásica

Hay muchos textos que tratan la criptografía clásica, desde la transposición que usaba Julio César, hasta métodos muy complejos, pasando por los códigos de Vignère y otras variantes. Las posibilidades son muchas. Sólo hace falta empezar por la página de la Wikipedia correspondiente.

Utilidad

Aparte de ser un juego divertido, se trata de concienciar sobre temas como la privacidad, el secretismo, la confidencialidad, etc. Y permite introducir la gran importancia de la criptografía en el mundo actual. Incluso se puede hacer alguna pincelada de cómo la criptografía cuántica supondrá un gran avance.

Programación

Este juego-actividad de encriptación con la Tabla Periódica se puede usar para estimular el aprendizaje de la programación, usando cualquier lenguaje. Incluso, yendo más allá, programar un robot para que escriba el texto encriptado con caligrafía… Seguro que las ideas son infinitas, porque esconder mensajes, secretos… Y los espías, son algunas de las pasiones de las personas y sus relaciones con los demás.

Foto de Jason Leung en Unsplash