22-Ti Generación de símbolos

Los elementos químicos de la Tabla Periódica (actualmente 118) muestran como mínimo tres propiedades claras (el “qué”):

  • Número atómico
  • Nombre
  • Símbolo

Desde una perspectiva histórica, podría darse también el año de descubrimiento (cuándo) persona descubridora (quién) e incluso el sitio (dónde) del primer descubrimiento. También tienen otras características que pueden ordenarlos de otra forma.

joc22-simbols.jpg

Una de las curiosidades de los elementos es que algunos tienen sólo una letra, y hay muchos con dos letras, aunque obviamente hay muchas combinaciones de dos letras no corresponden con ningún símbolo. Este juego explota precisamente algunas propiedades de los símbolos de los elementos que tienen dos letras. Por esto, aquí cogeremos dos conjuntos de letras:

  • B, C, G, N i S
  • A, E, D, R

Preparación

Cogeremos unas cuantas tarjetas blancas, cartas blancas o papeles, una docena, y escribiremos las letras de la primera línea, una por tarjeta, por ejemplo B C G B N G S S N G B S. En el orden que se quiera, repitiéndolas…

Luego cogeremos otra docena de papeles, cartas o tarjetas, y escribiremos letras de la segunda fila, por ejemplo: A E R E D A D R R E D A

Giraremos estos dos montones de 12 cartas, tarjetas o papeles (de ahora en adelante las llamaremos “cartas”) porque no se vea lo que hemos escrito en ellas.

Cogiendo cartas de dos montones de 12 cartas, construiremos un nuevo montón cogiendo una carta de cada uno de los montones originales, cosa que permitirá hacer un nuevo montón de 24 cartas. Siempre lo alternaremos: una carta de un montón, una del otro, y así siguiendo el mimo orden hasta que no queden. Las cartas siempre han de quedar con el lado escrito cabeza abajo.

Ejecución

Cogeremos tres dados al aire, y sumaremos los tres valores que saldrán. Suponemos que la suma sea doce: cogeremos el montón de 24 cartas, e iremos pasando tantas cartas como el valor que haya salido (en este caso, el 12) en otro montón, pasándolas de una en una (invirtiendo el orden, es decir) de dorso (sin que sea vean las caras). Esto hará que ahora tengamos dos nuevos montones, seguramente con un número diferente de cartas.

Una vez hecho esto, mezclaremos UNA SOLA VEZ a “la americana” (no importa si no sabemos mucho, cuanto mejor mezcladas queden, ¡mejor!) en los dos montones que hemos formadas. Las cartas han quedado obviamente bien mezcladas. En este momento, cualquier combinación de dos letras, de entre las nueve que hemos dicho arriba, podría salir: sería 9×8/2=36 posibles parejas (símbolos de dos letras). Sólo algunas parejas corresponden a símbolos válidos, y aquí aparece la curiosidad, en cómo generar parejas válidas de letras que abran paso a símbolos válidos.

Generación de símbolos

En este momento, cogemos dos cartas que han quedado encima de todo y se giran: se ve que forman un símbolo de un elementos químico válido. Se cogen dos más… También es válido… Un tercero… También… Ir generando hasta que no se puedan hacer más. Aunque hemos mezclado las cartas, y puedan haber salido elementos como “AD” o “EE” o “DR”, todos los elementos químicos generados son válidos!

Tened en cuenta que a veces hay más de una posibilidad: por ejemplo, si saliese una S y una E, podría formarse Se (Selenio), pero también Es (Einsteinio). Hace falta probar las dos posibilidades que hay, por supuesto. Otra: G con A, Ga (Galio), pero también Ag (Plata)

¿Por qué sucede?

Para pensarlo: ¿podríamos usar otros conjuntos de letras en lugar de los que hemos propuesto? ¿Alguna sugerencia?