34-Se Matrículas

Los elementos de la Tabla Periódica tienen la propiedad de tener un número atómico y símbolo de una o dos letras. Hay otros casos donde esto también sucede, por ejemplo en la identificación de las provincias españolas (por ejemplo, la provincia de Girona es la 17; todos los códigos postales empiezan por estos dos dígitos, y las matrículas de coches en el sistema anterior al actual se identficaban como “Gi”). Además, hay muchos casos de clasificaciones con símbolos de dos letras, por ejemplo en los estados de USA (por ejempo, Ga, Georgia). Y números tenemos también en los departamentos franceses (66: Pirineo Oriental). Muchas matrículas alemanas empiezan por una o dos (o más) letras.

En el sistema español actual, hay cuatro dígitos y tres letras. En el francés e italiano, hay dos letras, tres dígitos y dos letras más.

Os planteamos aquí dos juegos relacionados.

El primero es obvio: detectar en las matrículas símbolos químicos o (sobre todo en las españolas) moléculas. ¿Quizá CNO o OCO o CaO?

Un segundo juego es hacerse preguntas como por ejemplo:

  • ¿Qué identificadores estatales de USA corresponden a símbolos químicos? (P. ej: Ga)
  • ¿Qué identificadores provinciales de matrículas españolas corresponden a símbolos químicos? (P. ej: B de Barcelona – B de Boro). ¿Y las italianas?
  • ¿Qué identificadores ICANN (dominios estatales de Internet) corresponden a símbolos químicos? (Ca – Canadá – Calcio; Es – España – Einstenio)
  • ¿Qué elemento corresponde a cada identificador numérico de departamentos franceses o provincias españolas? (17, Girona; Cloro).

Un buen taller consiste en coger la Tabla Periódica y anotar, con post-its o en un espacio en blanco disponible, a qué está asociado cada elemento. El Galio correspondería, por ejemplo, al estado americano de Georgia, por su símbolo.

Seguro que en hacer este juego al lector le vienen otros ejemplos atractivos a la cabeza.